La estrategia de reducción de homicidios se basó en las ciudades del Distrito Central, San Pedro Sula y La Ceiba, lo que indica que en el resto de los departamentos del país no existió una variación  en comparación al 2017.

Ese análisis fue planteado por la experta en criminología Arabeska Sánchez, tras ser consultada por el dato oficial de una baja en homicidios durante el 2018 de 40 por cada cien mil habitantes.

Consecuentemente la criminóloga sugirió a los jefes policiales de las ciudades excluidas explicar del porque la no reducción en homicidios en sus lugares.

En otro momento de su intervención lamentó la sospechosa quema de vehículos en predios de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI).

El incendio de carros bajo la administración de la OABI solo significa pÉrdidas de evidencias para la fiscalía, lo que se traduce en más impunidad en crimen organizado y otras organizaciones delincuenciales, dijo Sánchez.

Pidió a los administradores de la oficina confiscadora implementar procesos de seguridad en el acceso y limpieza de las instalaciones y en la verificación diaria de las evidencias para confirmar su buen estado.

Finalmente exigió iniciar con una investigación de oficio para descartar la existencia de mano criminal en contra de lo que llamó almacén de evidencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here