Según la abuela de los menores, la progenitora había salido a una pulpería cercana a la vivienda aprovechando que ambos se habían quedado dormidos, pero el incendio se propago tan rápido que no fue posible salvar la vida de los niños de 4 y 1 años de edad.

La vivienda ubicada en los bordos del Limonar en San Pedro Sula, estaba construida de madera y laminas lo que permitió que las llamas consumieran en su totalidad la casa.

Vecinos que trataron de sofocar las llamas denunciaron que los habitantes de una zona residencial cercana al lugar del incidente, no permitieron el ingreso de los habitantes que buscaban agua para apagar las llamas, lo cual evito que se brindará una ayuda oportuna.

Elementos del cuerpo de bomberos afirmaron que se realizarían las investigaciones pertinentes para estructurar medidas de prevención para que esta situación tan lamentable no se repita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here