A pesar de que la navidad, para muchos, es un motivo de festejo y celebración, hay algunos países que regulan estos festejos o directamente los prohíben.

El más reciente país en sumarse a la lista de los que prohiben el festejo de Navidad es Tayikistán (Asia central), que este martes anunció que este año se endurecerán las restricciones para la celebración.

Esta república, que tiene frontera con Afganistán al sur, con China al este, con Kirguistán al norte y con Uzbekistán al oeste, prohibió las siguientes tradiciones navideñas:

Árboles de Navidad (naturales o artificiales)

Fuegos artificiales

Comidas navideñas

Intercambio de regalos

Recaudaciones de dinero

Disfraces de Papá Noel o de su versión rusa “Padre Frost”

En Brunéi, en el sudeste asiático, se prohibió el uso público de gorros de Papá Noel y otro tipo de indumentaria relacionada. Las personas no musulmanas en Brunéi están autorizadas a celebrar la Navidad pero con la condición de no hacerlo en público.

Como cada año, Arabia Saudita emitió una reglamentación anual que prohíbe “signos visibles” de la celebración de la Navidad. Los musulmanes y visitantes no pueden ser parte de la celebración pues está determinado que todos deben regirse por el calendario lunar y no por el gregoriano.

Mientras tanto China, que convive entre su apertura al capitalismo de mercado y la celosa protección de sus tradiciones, tiene zonas donde las festividades navideñas siguen vetadas.

Una de las ciudades donde la celebración está prohibida es Wenzhou (China oriental), cuyo ayuntamiento prohibió a todas las escuelas y centros públicos cualquier actividad relacionada a la Navidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here