Doce personas murieron, ocho de ellas civiles, en el atentado suicida perpetrado este martes contra un convoy de las fuerzas de seguridad afganas cerca de Kabul, y reivindicado por los talibanes, según un nuevo balance de las autoridades afganas.

“Cuatro miembros de las fuerzas de seguridad y ocho civiles murieron, entre ellos una mujer y dos niños”, declaró el portavoz de la policía, Basir Mujhaid.

Los talibanes reivindicaron el ataque en la red Twitter a través de su portavoz Zabiullah Mujahid.

La explosión ocurrió en el distrito de Paghman, en el oeste de la capital, indicó el portavoz del ministerio, Najib Danish, que no explicó si el kamikaze se hizo estallar andando a pie o en un vehículo.

En otro ataque distinto, ocho policías afganos murieron y cuatro resultaron heridos este martes de madrugada en un asalto de los talibanes en el distrito de Arghestán, indicó la gobernación de la provincia de Kandahar (sur).

“Los combates duraron varias horas y 11 talibanes murieron”, añadió.

El mes pasado el presidente afgano, Ashraf Ghani, evaluó en cerca de 30.000 el número de militares muertos desde 2015, una cifra mucho más alta que la anunciada hasta ahora.

Estados Unidos integra, con 14.000 hombres, el mayor contingente de las fuerzas de la OTAN presentes en Afganistán. AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here