En nueve por ciento  de aumento salarial que ofrecen los empresarios no superaría el valor de la canasta básica, aseguró Joel López, de la Federación Independiente de Trabajadores.

“El movimiento sindical mantenía la postura de 37.50 de forma diferida en un periodo de tres años como última propuesta y como de buscar un acercamiento, por lo que se ha definido a cuatro años, lo que significa un incremento de 9.38%, efectivo a partir del próximo año”, dijo.

López espera que el sector privado modifique la postura inicial, debido a que anteriormente no llenaba las expectativas de la clase trabajadora.

Es de mencionar que con el incremento  quedaría la canasta básica siempre en alza,  otro factor que interfiere es la depreciación de la moneda, incrementos en el transporte público, energía eléctrica, entre otros gastos.

A criterio de la clase trabajadora  el salario mínimo debería de ser mayor  al de hace tres años debido a que los gastos de primera necesidad repercuten en el bolsillo de los hondureños.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here