Centrales Obreras del país se han pronunciado enérgicamente en torno a la detención de al menos dos sindicalistas por vincularlos al desfalco millonario al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

El dirigente obrero José Luis Baquedano, aseguró que las detenciones de los sindicalistas no perjudicará la próximas negociaciones para lograr un nuevo reajuste salarial.

“Estamos listos para comenzar el proceso de negociación con el fin de lograr un nuevo acuerdo en beneficio de la masa laboral”, expresó.

El dirigente afirmó que el próximo aumento salarial será de un 12% tomando en cuenta la realidad económica del país, ya  la canasta básica se cotiza por arriba de 13 mil lempiras.

Aseguró que el aumento será efectivo porque los empresario tiene toda la capacidad para pagar el mismo ya que las inversiones y las empresas son rentables y el trabajador es el que impulsa la producción, agregando que los empresarios cobran en dólares y pagan en lempiras.