El dirigente obrero, José Luis Baquedano, manifestó este lunes que la empresa privada está en capacidad para otorgar un ajuste equitativo a los trabajadores.

En opinión de Baquedano, las empresas tienen un amplio margen de rentabilidad que pueden invertir en el mejoramiento de las condiciones de vida de su fuerza de trabajo.

Las centrales obreras habían planteado hace algunas semanas que su petición en la mesa de negociaciones con los representantes del capital, estará dirigida a que la remuneración mensual de subsistencia sea fijada en 14,000 lempiras.

El sector de la maquila ha propuesto un incremento justo que permita cubrir el valor de la canasta básica y de los servicios de salud, educación y transporte.