Honduras es el país de los niños pobres, sin acceso a los servicios de salud, sin oportunidades de educación, víctimas de explotación laboral y sujetos a la violencia.

 

Los informes del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), desnudan la realidad de los menores de edad en nuestro país, donde cerca del ochenta por ciento vive en hogares pobres y uno de cada cinco sufre desnutrición.

 

Es válido que mencionemos otros indicadores que nos muestran la alta vulnerabilidad de la población infantil hondureña: Más del cuarenta por ciento no asiste a un centro educativo y un segmento mayor está comprometido y en riesgo por la campante criminalidad.

 

Son datos que pintan con los colores no adulterados la tragedia de nuestros niños en una época en la que predominan una vorágine social y la depredación moral.

 

En general, los niños tienen negada la entrada a algunos servicios básicos, no cuentan con protección social, pero Sí están expuestos a la violencia de género y a los abusos múltiples.

 

Los niños y los jóvenes de Honduras enfrentan barreras que nos hacen recordar que no se ha hecho lo suficiente para protegerlos y crearles un entorno promisorio. Ellos siguen luchando contra retos muy complejos.

 

Tenemos niños viviendo en las calles, desnudos, sin alimentación, desprotegidos, perseguidos, maltratados y convirtiéndose en madres y padres antes de tiempo.

 

Honduras no puede aspirar a un proceso rápido de cambio para el desarrollo en todos los órdenes, si no se actúa prontamente para darle vuelta a la realidad en que viven nuestros niños.

 

Son ellos los llamados a ser los protagonistas de una transformación de la sociedad hondureña que no podrá ser sostenible mientras no sean tutelados los derechos de los niños y si no se genera un clima para potenciar sus capacidades.

 

Esto es la suma de conciencia social, voluntad política, compromiso del Estado y nunca de discursos, leyes muertas y promesas falsas sobre la protección de la población infantil de Honduras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here