Vía aérea ingresó en las últimas horas  el cuerpo del migrante que murió producto de una bala de goma en la frontera entre Guatemala y México.

Se trata de quien en vida fue  Henry Adalid Díaz de 26 años de edad, quien en primera instancia fue  llevado a la colonia Los Laureles de Comayagüela y posteriormente a una iglesia cristiana de la referida localidad.

Entre lagrimas familiares, y amigos hoy lloran la partida del Díaz, según se conoció el cuerpo será trasladado a Guascoran, Valle.

Los familiares destacaron que inmediatamente a su llegada al pueblo, será sepultado, debido a que el cuerpo no resiste más.

Díaz dejó una esposa y un niño de siete años de edad.