En juicio oral y público, Agentes de Tribunales de la Sección de Investigación de Muertes Cometidas por Estructuras Criminales Organizadas de la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) lograron un Fallo de Culpabilidad y pudieron demostrar la plena participación de Daniel Isaac Tábora Figueroa, como autor material del asesinato de José Luis López Fuentes, Denis Moisés Ordoñez Villacorta, Adalberto Amaya Lindo y Carlos Roberto Turcios Fuentes.

Tabora Figueroa figura como miembro de la banda “La Rumba” de Choloma, por ello también fue condenado por el delito de asociación ilícita en perjuicio de la Seguridad Interior del Estado de Honduras.

La audiencia de Individualización de la pena se señaló para el 30 de noviembre del presente año a las 2:00 de la tarde.

Vale destacar, que en este caso ya fueron condenados tres integrantes más de la banda “La Rumba”, que operaban en la zona de norte de Honduras.

Se trata de Héctor Alexander Castro López , Orbin Geovanny Motiño y Marlon Antonio Sánchez Hernandez, quienes en su momento fueron capturados por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) en el marco de la Operación “La Rumba” ejecutada el 11 de junio de 2015 en Choloma.

En ese sentido, la FEDCV pidió penas de más de 140 años de prisión contra Héctor Alexander Castro López condenado por los delitos de asociación ilícita y asesinato en perjuicio de José Luis López Fuentes, Dennis Moisés Ordoñez Villacorta, Adalberto Amaya y Carlos Alberto Turcios Fuentes, hechos ocurridos el 22 de marzo de 2012, en el sector López Arellano de Choloma, Cortés, por los cuatro asesinatos suman 120 años más 20 por el otro delito.

En el caso de Orbin Geovanny Motiño se solicitó penas de 110 años de reclusión por el delito de asesinato en perjuicio de José Francisco Rodríguez Hernandez, Denis René Flores y José Adán Coto López, además del delito de asociación ilícita, por hechos ocurridos el 25 de febrero de 2012 en el mismo sector López Arellano.

Finalmente, la FEDCV contra Marlon Antonio Sánchez Hernandez solicitó una pena de 30 años de prisión por el asesinato de José Grevil Monge y 20 años por el delito de asociación ilícita, para un total de 50 años en un hecho ocurrido en el sector López Arellano el 27 de mayo del 2015.

De acuerdo a la investigación de la ATIC los integrantes de “La Rumba” se dedicaban a cometer diversos ilícitos en esa zona del país y lograron establecer la plena participación en los tres acontecimientos diferentes y recibieron sentencia condenatoria el año pasado.

En el momento procesal oportuno, de igual forma se solicitará ante la Sala I del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional las penas similares para Tabora Figueroa, por los cuatro asesinatos y por asociación ilícita.