Los niños de la escuela Pedro Nufio, de la aldea Cerro Grande, en el Distrito Central, recibieron hoy cuatro modernas aulas al concluir la reparación y remodelación de ese centro educativo, que por más de cinco décadas careció de un espacio adecuado y seguro para las clases.

La obra tiene una inversión de aproximadamente siete millones de lempiras, ejecutada por el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández a través del Instituto de Desarrollo Comunitario, Agua y Saneamiento (Idecoas).

El proyecto se ejecutó en un plazo de 90 días y consistió en la reparación general de aulas que estaban en mal estado, construcción y reparación de varias aulas, instalación de sistema hidrosanitario, construcción de cocineta, desmontaje e instalación de puertas, ventanas, balcones y pintura en general en todo el centro escolar.

También se reconstruyó el muro perimetral, se hizo demolición y reparación de techo, cielo falso, instalación de nuevo sistema eléctrico, reacondicionamiento y equipamiento de sala de computación y habilitación de área de juegos infantiles.

“Es un día para celebrar porque hace unos meses atrás estuvimos aquí cuando estaba en plena ejecución esta obra. Yo recuerdo de lo que hablamos, de lo que esperábamos encontrar cuando se entregaran cuatro aulas donde los niños ahora tienen un espacio adecuado, apropiado”, expresó la primera dama, Ana García de Hernández, al momento de inaugurar la obra.