Segunda caravana de centroamericanos se reúne en la comunidad fronteriza de Tecún Umán del lado de Guatemala, para intentar cruzar por el puente internacional hacia ciudad Hidalgo, Chiapas, México.

Los emigrantes manifestaron que permanecerán en el lado fronterizo, hasta que los portones que dividen a Guatemala y México se abran de forma voluntaria.

De no ser así, solo les quedará la opción de cruzar el río Suchiate, tal y como lo hicieron la mayor parte  de los integrantes de la primera caravana la cual ya está en Tapanatepec,  Oaxaca y permanecer este domingo en ese lugar para recobrar nuevas fuerzas y seguir con su travesía en busca del sueño americano.

La Marina mexicana, ya tiene instaladas unas 15 lanchas  a lo largo y ancho del río con el fin de evitar el paso de los emigrantes de manera irregular, detalló un reportero mexicano ubicado en el lugar.

Los testimonios de los centroamericanos siguen siendo los mismos; no hay oportunidad de empleo, la inseguridad y la violencia que impera en su país, son los detonantes de su valiente decisión.

Datos oficiales del Gobierno establecen que más de cuatro mil compatriotas ya han retornado al país de forma voluntaria y otros han decidido solicitar asilo en México.