Dentro de algunas semanas los capitalinos podrán disfrutar del esplendor del parque La Concordia de Tegucigalpa, ya que las autoridades de la municipalidad del Distrito Central anunciaron que solo queda por instalar el sistema de iluminación para ser habilitado.

La restauración de las réplicas de las estelas mayas fue concluida hace algunas semanas después de varios meses de minucioso trabajo, pero por un atraso inesperado, está pendiente la instalación de las lámparas que mantendrán iluminado por las noches este patrimonio de la capital, ubicado en el barrio que lleva su mismo nombre.

El emblemático centro de recreación “ya está finalizado en un 95 por ciento, solo queda pendiente la iluminación, así que esperamos que en las próximas semanas ya lo podamos habilitar para toda la población”, confirmó el gerente del Centro Histórico de la Alcaldía, René Vallejo.

Explicó que la estelas, pérgolas, pisos, bancas y otros detalles de la plaza que representa la milenaria cultura maya, fueron restauradas en su totalidad para que las personas que visiten el lugar se impresionen al ver la magnitud de la riqueza patrimonial que representa.

El muro perimetral también fue reparado y pintado por los empleados contratados por la comuna.

En el parque se encuentran más de 200 esculturas, entre las que sobresalen las réplicas de la Estela C, la escalinata, el Altar Q y las pirámides, entre otras obras de arte, que recobraron su originalidad tras haberla perdido al ser cometidas a procesos de reconstrucción hace algunos años.

Vallejo aseguró que “cuando ya esté habilitado este parque los capitalinos nos vamos a sentir orgullosos” del lugar, que desde el paso del huracán Mitch, en 1998, se encontraba en malas condiciones.

Además de las esculturas mayas, en el parque La Concordia hay una serie de árboles que dan frescura al espacio y entre los que se pueden apreciar ardillas y una variedad de aves, entre ellas las loras que llegan a alimentarse de las semillas que producen los ejemplares.