Barbara Bush, esposa del expresidente de Estados Unidos George H.W. Bush y madre del también exmandatario George W. Bush, falleció este martes, según informó su familia.

“Barbara Bush falleció el martes 17 de abril de 2018 a los 92 años”, asegura el comunicado difundido en Twitter por Jim McGrath, portavoz de su marido y quien el domingo ya había dicho que la mujer había decidido suspender su tratamiento médico y recurrir a cuidados paliativos.

“Después de una serie de hospitalizaciones recientes y de haber consultado a su familia y a sus médicos, la señora Bush, ahora de 92 años, ha decido no continuar con el tratamiento médico y, en cambio, se concentrará en cuidados paliativos”, había señalado hace días el portavoz.

Los detalles sobre su funeral serán indicados más adelante, precisó el martes McGrath, destacando que a la anciana le sobreviven su marido por 73 años, cinco hijos, 17 nietos y siete bisnietos.

Barbara Pierce nació en junio de 1925 en el Estado de Nueva York. Conoció a George H. W. Bush a los 16 años y se casó con él tres años más tarde. Tuvieron seis hijos, entre ellos a George W. Bush, presidente de Estados Unidos entre 2001 y 2009, y a Jeb Bush, gobernador de Florida entre 1999 y 2007.

Su esposo ocupó la presidencia de Estados Unidos entre 1989 y 1993.

Mientras los mensajes en honor a la vida de Barbara Bush se iban sumando, el presidente Donald Trump se refirió a ella como “defensora de la familia estadounidense”.

Será ampliamente recordada por su fuerte devoción al país y a la familia, a los que sirvió de manera infalible.

“Entre sus grandes logros estuvo reconocer la importancia de la alfabetización como un valor fundamental de la familia que requiere de cuidado y protección”, dijo Trump.

“Será ampliamente recordada por su fuerte devoción al país y a la familia, a los que sirvió de manera infalible”.

Su hijo George W. Bush informó también en un comunicado de la muerte de su madre, evocándola como “una primera dama fabulosa y una mujer como ninguna otra”.

“Te voy a extrañar, pero se que te volveremos a ver”, dijo. Te voy a extrañar, pero se que te volveremos a ver.

Mientras que su otro hijo, Jeb, escribió: “Soy excepcionalmente privilegiado por ser hijo de George Bush y la excepcionalmente amable, sociable, alegre, divertida, amorosa, firme, inteligente y graciosa mujer que fue esa fuerza de la naturaleza llamada Barbara Bush”.

“Barbara nos inspiraste a todos para ser la mejor versión de nosotros mismos”, dijo también Orrin Hatch, el senador republicano con más años de servicio.

Por su parte el antecesor de Trump, Barck Obama y su esposa Michelle dijeron que siempre estarán “agradecidos con la señora Bush por la generosidad que ella tuvo con nosotros en todo el tiempo que estuvimos en la Casa Blanca”.

“Pero estamos aún más agradecidos por la forma en que vivió su vida, como un testimonio de hecho de que el servicio público es una vocación importante y noble; como un ejemplo de humildad y decencia que refleja el mejor espíritu de Estados Unidos”, agregaron.

La exsecretaria de Estado, Madeleine Albright, la primera mujer que ocupó esa posición bajo el mandato del ex presidente Bill Clinton, recordó a Barbara Bush como “una mujer de increíble determinación, ingenio y compasión, que encarnó los mejores valores de Estados Unidos”.

Bush se ganó una reputación por su firmeza, su humor irónico y su manera directa de hablar.

Preguntada en 2010 sobre la ex gobernadora de Alaska, Sarah Palin, quien quiso ser vicepresidenta en 2008, Barbara Bush dijo en una entrevista: “Estuve sentada a su lado una vez, pensé que era bonita, y que es muy feliz en Alaska y espero que se quede ahí”.

Tomado de “Infobae”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here