“Hacemos un llamado a la población a votar el No porque nos dimos cuenta del despojo que le hicieron a nuestroshermanos indígenas”, dijeron desde el colectivo de la Región del Norte.

Movimientos maya denunciaron que detrás del diferendo territorial y marítimo con Belice que se someterá a consulta popular el 15 de abril existen intereses neoliberales trasnacionales que buscan legalizar el despojo de los recursos naturales de la región.

El colectivo de la Región del Norte invitó a los pueblos indígenas a votar por el No en la consulta popular mientras el Tribunal Supremo Electoral juramenta las juntas electorales municipales.

“Hacemos un llamado a la población a votar el No porque nos dimos cuenta del despojo que le hicieron a nuestros hermanos indígenas“, dijo la vocera de Colectivos de la Región Norte, Camen Alicia Torres.

El colectivo sostuvo que el diferendo territorial entre Guatemala y Belice conserva un trasfondo que busca beneficiar al sistema capitalista trasnacional

Para el historiador guatemalteco Roberto Landaverry, “Belice es un territorio con recursos muy significativos, entonces están las trasnacionales británicas y de Estados Unidos que tienen intereses petroleros, de explotación”.

Funcionarios guatemaltecos vinculados a actividades criminales cuyas visas fueron revocadas por el Gobierno de EE.UU., promueven el Sí en la consulta popular porque traerá más inversión, comercio, turismo y seguridad para todos e impulsará el desarrollo del país.

El estado de Guatemala reclama la devolución de más de 12.000 kilómetros del territorio donde Belice reconoció la existencia de los pueblos originarios.