Pese a la fuerte presencia militar la violencia y la inseguridad tampoco mostraron un descenso en ese país

El 31 de marzo el Ejército de Guatemala dejará de patrullar las calles y de brindar apoyo en seguridad ciudadana a la Policía Nacional Civil (PNC), luego de 18 años de patrullajes combinados se informo desde esa nación.

De acuerdo al titular de Gobernación de Guatemala, Enrique Degenhart, serán entre 4 mil 500 y 5 mil soldados los que serán desplegados de la seguridad ciudadana al cuidado de las fronteras del país.

Las fuerzas de tierra del Ministerio de la Defensa se retirarán para enfocarse en la protección de fronteras, dejando los espacios disponibles para que sean ocupados por la PNC, acotó el  funcionario, quien agrego que el Ministerio de Defensa ya tiene el plan para movilizar los hombres.

“La población puede estar tranquila, toda vez que la seguridad ciudadana es uno de los ejes principales del plan estratégico del ministro”. En ese sentido, destacó que todos los ejes de trabajo del plan estratégico están enmarcados en reforzar la prevención de la violencia y el delito.

Desde el 2000, el Ejército prestó apoyo a la PNC en seguridad ciudadana, enfocándose principalmente en 34 municipios priorizados por el Ministerio de Gobernación por sus altos índices de delitos contra la vida, robos contra la propiedad privada, extorsiones, etcétera.

La reubicación de las fuerzas de tierra de la seguridad ciudadana a las fronteras ya comenzó. De acuerdo con el vocero del Ejército, Óscar Pérez, varios grupos de soldados ya fueron destacados en las que serán sus bases de ahora en adelante.

Según el portavoz del Ejército, durante el tiempo que los soldados apoyaron en la seguridad ciudadana aprendieron a realizar patrullajes civiles, y que ahora van a regresar a realizar la labor que es más propia a sus capacidades naturales.

Fuente: Prensa Libre de Guatemala