Un sacerdote que fue asesinado este jueves en la localidad de Lolotique, en el este de El Salvador, “mientras oficiaba actividades propias de la Semana Santa”,  ha conmocionado a la sociedad salvadoreña.

Las dos hipótesis que manejan las autoridades de Seguridad son asalto o una intención directa en contra del cura, de acuerdo a lo que dijo en conferencia de prensa la noche  del jueves Howard Cotto, director general de la Policía Nacional Civil.

El Ministerio de Justicia y Seguridad Pública ordenó a la Policía Nacional Civil (PNC) “reforzar” la seguridad en Lolotique, en el momento en que se conoció el suceso a última hora de la tarde de este jueves, y “una rápida y profunda investigación del caso hasta dar con los culpables para llevarlos pronto ante la justicia”.

El Ejecutivo salvadoreño condenó “enérgicamente” el asesinato del religioso y transmitió condolencias a la familia de Vásquez y a toda la comunidad católica del país.

Por su parte el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública ordenó a la Policía Nacional Civil (PNC) “reforzar” la seguridad en Lolotique, en el momento en que se conoció el suceso y “una rápida y profunda investigación del caso hasta dar con los culpables para llevarlos pronto ante la justicia”.

El Salvador es uno de los países más violentos del mundo con tasas de 103, 81,7 y 60 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2015, 2016 y 2017, respectivamente, crímenes atribuidos principalmente las pandillas Mara Salvatrucha (MS13), Barrio 18 y otras minoritarias. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here