Los conductores de taxis agrupados han realizado este día un paro de su servicio en la capital y en otros puntos del país.

El reclamo de los operadores en dicha modalidad se debe a que no están de acuerdo con las nuevas disposiciones del Instituto Nacional de Transporte.

Su queja está relacionada específicamente con el cobro de multas que, en su opinión, es muy oneroso. Adicionalmente, los taxistas rechazan el carácter obligatorio de la renovación de la flota, una condición que ellos estiman imposible de cumplir en el inmediato plazo.

En las pancartas que este jueves portaban los protestantes se podía leer: “No a la reasignación de números”, “Exigimos la certificación de los talleres mecánicos, que no sea un monopolio”, “¿Por qué tanto misterio con la aprobación de las reformas a la Ley del Transporte?”.

Los transportistas bloquearon esta mañana el paso por el bulevar Kuwait, con la intención de conducir sus unidades hasta la sede del Poder Ejecutivo.

En Siguatepeque, Comayagua, también ha tenido desarrollo una manifestación de taxistas, aunque la oferta del servicio no ha sido suspendida.

Igualmente se tomaron la arteria que conduce hacia la parte oriental del país, de acuerdo con lo que han informado nuestros reporteros asignados en los lugares neurálgicos.