Una de las claves importantes de la repentina dimisión de Zinedine Zidane pocos días después de que el Real Madrid conquistara su 13ª Copa de Europa fue Gareth Bale.

El técnico francés llegó a un acuerdo inicial con Florentino Pérez para traspasar al galés, pero el presidente blanco se echó finalmente atrás, según informó ‘El País’.

El directivo quiso alegrar a Zidane diciéndole que su intención era fichar a Neymar Jr, pero el técnico aceptó, aunque puso alternativas cómo: Eden Hazard, Harry Kane y Salah.

Tras ganar la Champions, Florentino reculó y Zidane terminó sintiémdose tan ofendido, que cuando acudió para planificar la temporada 2018-19, ya sabía que iba a renunciar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here