Tras la muerte de cuatro reos y nueve heridos en cárceles de máxima seguridad en el país, el empresario Adolfo Facussé considera que  lo único que existe de extrema seguridad son los edificios.

En esa razón, comentó que solo resta cambiarles el nombre a los recintos de máxima seguridad, citó como ejemplo la cárcel “El Pozo”, sugiriendo cambiar el nombre a ” Hotel El Pozo”.

Claramente se puede observar que los presos salen caminando por la puerta principal de los centros penitenciarios, recientemente se informó sobre la salida de un preso  colombiano de El Pozo, por ende hay complicidad de los custodios, refirió .

A lo interno de los recintos se están matando entre ellos, como es posible el ingreso de armas blancas y de fuego, arguyó Facussé.

En una idea original las instalaciones de las cárceles eran de máxima seguridad pero la administración de las prisiones es pésima por el factor corrupción.

Reprochó al finalizar que en Honduras no hay seguridad ni para los ciudadanos ni para los encausados en centros de rehabilitación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here