Según el Departamento de Policía de Cleveland, George Murphy, de 44 años, fue controlado por patrulleros alrededor de la medianoche mientras conducía su Ford Explorer 2009.

Los oficiales informaron que había estado conduciendo erráticamente y sospecharon que estaba bajo los efectos del alcohol.

Durante una conferencia de prensa, el jefe de la policía de Cleveland, Calvin Williams, describió la inusual escena que tuvo lugar cuando se le pidió a Murphy que usara el alcoholímetro.

Según informa la policía, Murphy de 44 años se comió el dispositivo a propósito para evitar ser acusado de DUI.

Desafortunadamente para él, el plan de Murphy no salió como estaba previsto y fue arrestado de inmediato.

Finalmente, se realizó un análisis de sangre en la estación de policía y reveló que tenía un contenido de alcohol en la sangre de 0.46%, más de cinco veces el límite permitido.

George Murphy ahora enfrenta un total de nueve cargos criminales, incluyendo conducir bajo la influencia del alcohol, negarse a tomar una prueba preliminar de aliento y obstaculizar a los oficiales de policía en la ejecución de sus deberes.

Murphy ya ha sido condenado dos veces por DUI en 2004 y 2013 y recientemente había recuperado el derecho a conducir.

Según indican enviados especiales de InsolitoNoticias en Estados Unidos, George ha evacuado el dispositivo. Técnicos especializados afirman que el aparato quedo hecho mier….da (chisto pavo…. Pero chiste al fin…)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here