No hay duda de que la pasta es uno de los platos más recurrentes y populares del mundo. A pesar de que los italianos afirmen que cuando se traspasan las fronteras “del suo paese” no sabemos cocinarla, lo cierto es que la facilidad para prepararla y combinarla con alimentos de todo tipo la convierten en el alimento estrella incluso de los que no tienen destreza con los fogones.

Pero como todo lo bueno en la vida, lo que no mata engorda, y con la pasta no iba a ser menos. Su alto contenido en carbohidratos hacen de este alimento uno de los primeros que se restringen cuando se lleva a cabo una dieta.

Si has viajado al país vecino habrás observado que a pesar de que sea la base de su dieta, la mayor parte de la población esta delgada, especialmente las chicas (se nos vienen a la cabeza nombres como Chiara Ferragni o Monica Bellucci).

La gran duda es, ¿cuál es su secreto? ¿Cómo pueden comer pasta prácticamente siempre y mantener la línea? Aunque parezca misión imposible los expertos lo confirman, se puede comer pasta como las italianas y no engordar.

En un estudio publicado por la revista Nutrition and Diabetes se afirma que la pasta contiene, al contrario de lo que se piensa, un índice glucémico bajo que se traduce en una absorción lenta de los nutrientes en la sangre (y que como consecuencia mantiene la sensación de saciedad durante más tiempo). 

Elena Gurucharri, nutricionista y dietista en ApetEat apoya esta teoría y añade que “nuestro problema a la hora de comer pasta son los alimentos con los que la cocinamos. En Italia la pasta se toma como un plato único, y normalmente se combina con verduras, creando una opción equilibrada y con el aporte calórico adecuado”.

“El tiempo de cocción también es importante” puntualiza Elena y añade que “la mejor opción es ‘al dente’ -ligeramente dura-, como hacen en Italia ya que si la pasta queda demasiado cocida, el índice glucémico es superior y la glucosa llega antes a la sangre y nos entrará hambre antes”.

Los horarios también tienen mucho que ver, si se quiere perder peso es aconsejable no ingerir demasiados hidratos a partir de las 7 de la tarde para que nuestro organismo tenga tiempo de quemarlos, y en el país vecino, si algo está extendido es que la pasta se toma a la hora de la comida. “Sería más saludable para todos adoptar los horarios europeos de comida, tienen mucho más sentido que los nuestros”, cuenta Gurucharri.

El otro ‘truco’ de las italianas está el tipo de acompañamiento, en España está muy extendida la costumbre de tomar pan y postre, mientras que en Italia normalmente cuando se come pasta se toma sólo eso un buen plato de pasta prescindiendo de aderezos de más.
Los aliños son otro de los pecados capitales ‘made in Spain. Por ejemplo, la ‘pasta all’aglio e olio’ -que no sería otra cosa que con aceite y ajos rehogados- es una de las más populares en Italia y con menos calorías.

“Las raciones también son importantes, el italiano medio cuando prepara un plato de pasta añade de 80 a 100 gramos por persona a los que luego incluirá las verduras o la salsa correspondiente, en España otro de nuestros errores reside en no controlar las raciones”, explica la dietista.

Si quieres disfrutar de este ‘piccolo piacere’ decántate además por las variedades integrales y harinas no refinadas, te saciarás incluso más y tu tránsito intestinal mejorará. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here