Hemos llegado al final del feriado que se ha dado en llamar “Semana Morazánica”, decretado para incentivar la industria de turismo y motivar la unidad de la familia hondureña.

Necesitábamos este respiro, después de varias semanas tumultuosas, llenas de enfrentamientos enconados entre políticos, y plagadas de demandas populares que nunca son honradas.

Al menos estos días nos permitieron tomar un descanso en medio del ambiente convulso en que vivimos los hondureños. Hemos compartido con nuestros familiares o amigos y -en la medida de las posibilidades- nos internamos en las incomparables bellezas turísticas que sólo Honduras ofrece.

Para los propósitos de la industria sin chimeneas, la “semana morazánica” tuvo una alta retribución si hemos de cuantificar que el flujo de vacacionistas ha dejado una importante derrama sobre nuestra economía.

No cabe duda que el Ser Supremo ha sido benévolo con nuestro país, Honduras.

Contamos con una serie de recursos naturales, valores arqueológicos inapreciables, una rica historia cultural y, por encima de todo, un pueblo noble que trabaja para enaltecer nuestra patria.

Todo este marco de ventajas convierte a nuestro territorio en un incomparable destino y en un nicho valioso para promover la industria turística, una de las principales fuentes de divisas y de sostenimiento de nuestra economía.

Somos una nación de gente luchadora, un país mayoritariamente joven y hemos nacido en un territorio con numerosas oportunidades. Sin embargo, para capitalizar estas fortalezas debemos trabajar con firmeza y compromiso.

Esto es, participar cada uno -desde la posición que nos corresponde- a construir la nueva Honduras en un clima de justicia, equidad y oportunidades.

Nos corresponde, entonces, ser defensores fieles de la identidad hondureña, hacedores del bien común, promotores de la paz y representantes del orgullo “catracho” con vocación pacífica.

¡Que el descanso morazánico nos haya permitido reflexionar sobre estos deberes para con nuestro país, nuestra sociedad y nuestras familias!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here