De acuerdo a un estudio de investigación de la Universidad de British Columbia, en Canadá y la Universidad de Ginebra, en Suiza, el principal obstáculo para no hacer ejercicio podría ser nuestro cerebro y la evolución biológica del ser humano, por conservar energía para su supervivencia.

El científico de British Columbia, Matthieu Boisgontier, menciona, “conservar energía ha sido esencial para la supervivencia del ser humano, pues ha permitido ser más eficiente para buscar comida, encontrar refugio, competir por una pareja sexual y para protegernos de los predadores”.

Los investigadores, llamaron este resultado “paradoja del ejercicio” pues aunque todos o la mayoría sabemos que realizar una actividad física y ejercitarnos es bueno para la salud, pareciera que el cerebro de forma automática tiene más atracción hacia un comportamiento sedentario. Globovisión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here