El día de la boda es una ocasión única en la vida de los “tortolitos” y ellos sin duda deben ser el centro de atención.

Todos sabemos los requisitos básicos que debemos cumplir. Si eres mujer, no debes usar un vestido blanco, marfil o crema y aunque estés aburrida debes siempre sonreír y decir que todo está hermoso.

Si eres hombre, deja de hablar de futbol y trata de no emborracharte y si lo haces que el papelón no sea notorio.Pero al parecer una invitada en particular, no quiso aceptar las reglas. Y para empeorar las cosas, la invitada era la suegra de la novia.

Mi suegra acaba de comprar un vestido para usar en mi boda. Ella me pregunto de antemano que tipo de vestido debería usar. Le dije, específicamente, que busque algo que sea azul marino, verde oscuro, gris. Algo conservador”, cuenta la novia.

Pero obviamente el vestido que compro la querida señora, no fue para nada conservador.

Es blanco con adornos dorados. Todo el vestido es brillante. Cuando ella me lo mostró me quedé absolutamente sorprendido y no estaba muy contento con su elección de vestido. Mi vestido en comparación es muy simple con un poco de encaje y un poco de satén “, continuó la novia.

El vestido que la suegra planea usar para la boda
El vestido que la suegra planea usar para la boda

Pero como si esto pareciera poca cosa, la mujer (la suegrita), tambien está planeando un cambio de atuendo a mitad de la fiesta y ha comprado un segundo vestido verde, cubierto de lentejuelas.

La novia agregó: “¿Puedes creer lo que hace esta mujer? Honestamente, no puedo descifrar nada de esto, ya que es una mujer extremadamente simple que ni siquiera se esfuerza por vestirse en los días normales.”  (tommmaaa!!)

Le dije de la manera más diplomática posible que su vestido no es adecuado para la fiesta. Ella me quitó el vestido de las manos, lo metió en el armario y no me dirigió más la palabra”.

Queridaaaaa, suspende la boda…. Te va hacer la vida imposible esa señora….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here