Honduras es un país eminentemente de vientos cálidos y temperaturas tropicales, sin embargo, entre sus montañas verdes y altas podemos encontrar ciudades o lugares muy fríos que cambian la cultura de camisas desmangadas por suéteres.

Aunque no es todo el año, estos lugares demuestran un especial énfasis por que mayormente diciembre se pinta para visitarlos.

Ciudades como Santa Rosa de Copán, La Esperanza, municipios como Yamaranguila, Guajiquiro y la misma capital hondureña, Tegucigalpa, le dejarán uno que otro escalofrío por sus deliciosas gélidas temperaturas. Además de estos conocidos lugares, podemos mencionar que pueblos como Santa Lucía y Valle de Ángeles en Francisco Morazán, y la montaña de Celaque en Gracias, Lempira, son referencia de típicos climas fríos.

Santa Lucía. Los pobladores de este pintoresco municipio de Francisco Morazán gozan de un clima fresco. El Pelón, Yamaranguila Es una comunidad remota, ubicada en el municipio de Yamaranguila, del departamento de Intibucá.

Es un cerro a 2,600 metros sobre el nivel del mar, donde por estas fechas suelen llegar a temperaturas mínimas de -4 grados centígrados. Aquí los pobladores, máxime a finales de año, suelen vestir hasta dos abrigos mientras trabajan la tierra.

La Esperanza, Intibucá La ciudad occidental de La Esperanza es de las conocidas por mantener un clima frío, con un promedio anual de 17.5 grados.

Entre los meses de diciembre y enero, a partir de los 1,850 metros sobre el nivel del mar, se pueden experimentar temperaturas de 0 grados centígrados.

Esta ciudad es ideal para tomar un café o simplemente caminar por sus calles empedradas, mientras respira aire puro y siente cómo el frío cala sus huesos. Ocotepeque.

Es uno de los municipios por excelencia en la producción de vegetales por el clima fresco.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here