(CNN) – Florence tocó tierra en la mañana del viernes como huracán categoría 1 y ahora es tormenta tropical.

Desde temprano el viernes azotó la costa de Carolina del Norte con vientos de 144 kilómetros por hora e incesante lluvia, más de 200 personas han sido rescatadas y cerca de 600.000 están sin electricidad.

A medida que avanza tierra adentro, se debilita, pero sigue siendo peligroso.

En Carolina del Norte ya se reportaron las primeras muertes por el ciclón.

Las peores escenas de la tormenta hasta el momento han surgido en la ciudad sitiada de New Bern, donde unas 150 personas pidieron ayuda durante la noche, dijeron funcionarios de la ciudad. Instaron a los residentes a refugiarse en los puntos más altos de sus hogares, incluidos los tejados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here