El Departamento de Vida Salvaje del estado de Utah ha publicado un vídeo realmente sorprendente, en el que se ve como arrojan miles de pequeños peces desde un avión cisterna.

Se trata del método que han encontrado para tratar de repoblar de la forma más rápida los lagos del estado.

Muchos de esos lagos se encuentran en terrenos montañosos de difícil acceso, y el modo más sencillo y práctico de acceder a ello es en avión.

Pero, ¿supone esta práctica algún peligro para los peces? Los especialistas dicen que no, ya que debido a su pequeño tamaño (los más grandes no superan los siete centímetros) el impacto contra el agua no resulta especialmente peligroso para ellos.

De hecho, aseguran que la tasa de mortalidad es inferior al 5%, lo que supone que mueren incluso menos peces de los que fallecerían en el trayecto si los transportasen por métodos terrestres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here