Los demócratas cuentan con ventaja para las elecciones legislativas del próximo mes de noviembre en EE.UU., en las que buscarán arrebatar el Congreso a la mayoría republicana, según una encuesta que ha hecho pública este miércoles el Washington Post y la cadena Abc

El 52% de los encuestados afirma que prefiere a candidatos demócratas frente al 38% que se decanta por los republicanos. De esta forma, el Partido Demócrata ve ampliar su ventaja sobre el Partido Republicano, que en un sondeo similar realizado hace cuatro meses obtenían 4 puntos porcentuales menos.

Los resultados revelan una frustración general con el sistema político, más de 6 de cada diez estadounidenses consideran que el presidente Donald Trump y su Partido Republicano cada vez sealejan más de los ciudadanos. Pero sin embargo, el estudio revela que cinco de cada diez ciudadanos también consideran que a pesar de que dicen estar comprometidos con las causas sociales, los demócratas cada vez están más distanciados de la población.

Dentro del bando demócrata las mujeres de minorías étnicas están adquiriendo cada vez más protagonismo. El pasado martes, la aspirante Ayanna Pressley se impuso en las primarias de Massachusetts al veterano Michael Capuano, que lleva diez mandatos representando a su distrito en el Congreso. Con 44 años, la concejal de Boston es la primera afroamericana del Estado elegida para ocupar un escaño en la Cámara de Representantes.

Ayanna no tendrá rival republicano en las legislativas de noviembre, cosa que le garantiza un escaño en el Congreso. En el distrito que representará Ayanna, los residentes blancos son minoría. La futura congresista asegura que utilizará su escaño para llevar nueva energía a Washington y poner en evidencia las necesidades de las familias económica y socialmente más rezagadas.

Una situación que recuerda a la de la neoyorquina Alexandria Ocasio-Córtez , una progresista latina de 28 años que se impuso entre las bases de su partido a Joseph Crowley, considerado como el cuarto demócrata más influyente de la Cámara de Representantes después de diez mandatos en el Congreso.

Las elecciones de “medio mandato” suelen restar legisladores al partido con el control de la Casa Blanca, algo que ha ocurrido en las últimas tres legislativas, en 2006, 2010 y 2014.

 

 

En los comicios de noviembre, se renovarán la totalidad de los 435 escaños de la Cámara de Representantes (Cámara Baja) y un tercio de los cien asientos del Senado (Cámara Alta), ambos actualmente con mayoría republicana.

Los analistas auguran que los demócratas cuentan con posibilidades reales de recuperar el control de la Cámara Baja, mientras que el Senado está en disputa. La encuesta se desarrolló entre el 26 y 29 de agosto con una muestra de 879 votantes y cuenta con un margen de error de 4 puntos. La Vanguardia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here