Científicos del Cascadia Research Collective de Estados Unidos, fotografiaron lo que parecía ser una especie híbrida de ballena y delfín, en Kauai, costas de Hawái, en agosto del verano pasado.

Tras haberlo estudiado durante todo este tiempo, se acaban de hacer público los resultados de la investigación que concluyen que se trata del primer cetáceo híbrido de su tipo: su madre es una ballena con cabeza de melón y su padre un delfín de dientes rugosos.

Cuando fue avistado por primera vez, la apariencia del animal fue la que llamó la atención de los científicos, que estaban de seguros de haber descubierto una especie. Las pruebas genéticas obtenidas de una biopsia confirmaron que se trataba de un híbrido de ballena-delfín. Por eso ha sido bautizado como ‘Balfín’.

Encontrase con un ejemplar de esta características no es tarea fácil

Durante el proyecto de dos semanas, los científicos también encontraron a otra extraña criatura marina, según el informe: delfines manchados pantropicales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here