Existe una tendencia por atribuirle un halo de mala suerte a todos los viernes de cada año que coinciden con el número 13 . Esta idea, para muchos supersticiosa, tiene sus raíces en mitologías y trágicos eventos históricos.

A nivel clínico, el miedo a los viernes 13 se llama parascevedecatriafobia (la Parasceve es la preparación de la Pascua), collafobia o bien friggaatriscaidecafobia (en referencia a la diosa vikinga ‘Frigga’ de donde procede la palabra ‘Friday’, viernes en inglés), y se trata de una forma de triscaidecafobia, que es la fobia al número 13.

Según las culturas anglosajonas, provenientes del norte de Europa, esta fecha fue siempre relacionada a presagios negativos, principalmente por el número al que hace referencia, ya que en las leyendas nórdicas, el dios de la mentira y la destrucción Loki, aparece en ocasiones citado como el invitado número 13.

A lo largo del tiempo y con el advenimiento y expansión del Cristianismo, este número se le relacionó con eventos trágicos de la propia vida de Jesús, pese a no ser generalmente aceptados por la misma Iglesia Católica por ser consideradas meras supersticiones.

Las relaciones con simbolismo religioso van desde, por ejemplo, el hecho de que a la última cena asistieron 13 personas (los doce apóstoles y el propio Cristo), el capítulo 13 del Apocalipsis en la Biblia corresponde al anticristo y a la bestia, la Cábala (una disciplina de pensamiento esotérico relacionada con el judaísmo) enumera a 13 espíritus malignos, hasta el hecho de que Cristo fuera crucificado un viernes.

UN TRÁGICO HECHO HISTÓRICO

La hipótesis más divulgada sobre la ‘mala suerte’ de esta fecha hace referencia a un trágico hecho histórico y a la Orden de Caballería quizá más famosa de todos los tiempos: La Orden de los Pobres Soldados de Cristo del Templo de Salomón, comúnmente conocidos como los Caballeros Templarios.

Era el año 1307 y las Cruzadas, guerras que enfrentaron a los reinos europeos con los del medio oriente por el dominio de la denominada Tierra Santa (actualmente Siria, Líbano, Israel y Palestina), propició el surgimiento y enriquecimiento de una orden de monjes guerreros conocida como los Caballeros Templarios.

Luego de controlar las tierras en mención, los Templarios se dedicaron a enriquecer sus arcas mediante la usura, hasta entonces prohibida por la Iglesia, y las practicas bancarias de préstamo, siendo pioneros en estas.

La Orden Templaria de ese momento, dirigida por su Gran Maestre, el noble francés Jacques Bernard de Molay, llegó a la cúspide de su poder económico al hacer préstamos a reyes y principados europeos. Esto despertó el interés del rey francés Felipe IV, quien luego de culpar a la orden de ejercer presuntos actos de herejía en contra de la Iglesia, como el hecho de negar a Cristo o escupir sobre el crucifijo, mandó a quemar en la hoguera a todos los Templarios que se encontraban en ese momento en el territorio de Francia, incluyendo a su Gran Maestre. Todo ante la pasividad del Vaticano y del papa Clemente V.

Es así que el viernes 13 de octubre de 1307, el grupo de los dirigentes de la Orden templaria fue apresado, luego de torturados fueron quemados vivos por las autoridades francesas. Esto motivó a que la orden se disolviera y los miembros restantes desaparecieran o se unieran a otras órdenes, como la de los Hospitalarios.

EL EMPUJÓN DEL CINE Y LOS MEDIOS

El miedo o mala suerte comúnmente asociado a esta fecha fue brillantemente utilizado por el cineasta Sean S. Cunningham y los productores de la película de terror ‘Viernes 13’, cinta que se volvería un clásico en su género.

sin embargo, según la web especializada Snopes, las primeras referencias al viernes 13 en medios internacionales como The New York Times y Los Angeles Times datan de principios del siglo XX. En Europa, la primera noticia registrada sobre esta fecha apareció en el periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung en 1957.

Pese a su gran popularidad, principalmente en la cultura anglosajona, no existe evidencias que demuestren que durante el viernes 13 tienda a haber más problemas, sucesos trágicos, ingresos en urgencias o malas noticias.

Con información de Hipertextual, ABC, Snopes y Skepdic

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here