Está abierta la posibilidad de que el exagerado aumento en la tasa vial aprobada por la Alcaldía del Distrito Central sea revertido y no siga en vigencia.

En una sesión convocada para esta semana por la Municipalidad de la capital, los regidores de la oposición plantearán una propuesta para revertir el cargo o, por lo menos, que el mismo sea disminuido en su impacto.

El grupo de los taxistas ha tomado la iniciativa. A finales de la semana anterior, los conductores y propietarios de las unidades que prestan su servicio en más de un centenar de puntos paralizaron las actividades.

Como se sabe, a las manifestaciones de protesta se unieron los microbuses, mientras la población afectada externó su total condena contra la nueva tabla de valores.

Según lo aprobado por el gobierno local, la Tasa de Mantenimiento de Infraestructura Vial fue elevada entre un 75 y 150 por ciento en el caso de los automotores anteriores a 2013. Ese porcentaje representa una subida entre 500 y 1,800 lempiras.

En el caso de los autos de 2013 a la fecha, el porcentaje en que ha sido incrementada la tasa es también entre el 75 y el 150 por ciento que se cuantifica entre 600 y 3,000 lempiras.

El Instituto de la Propiedad había proyectado recaudar 500 millones de lempiras por la tasa vehicular en el Distrito Central en el presente período, que da comienzo en julio y concluye en noviembre.

Perola carga que ha dispuesto la Alcaldía del Distrito Central por derecho a circulación permitirá a las arcas del gobierno local recibir ingresos adicionales que andarán entre 300 y 400 millones de lempiras.

El parque de Tegucigalpa y Comayagüela está compuesto por 460 mil automotores distribuidos en 290 mil vehículos y 170 mil motocicletas, según los registros oficiales.

En comparación con la Alcaldía de San Pedro, Cortés, en el municipio del Distrito Central, en Francisco Morazán, el costo por matrícula es levemente menor.

En la ciudad industrial, la tasa determinada para los automotores tiene un piso de 780 lempiras y un techo de alrededor de 1,500 lempiras, conforme al cilindraje. La tabla está vigente hasta 2030.

Y en el Distrito Central, las cantidades que deben ser pagadas oscilan entre 700 y 1,400 lempiras en promedio, una suma que los sectores obligados consideran excesiva, porque debió ser revisada y aplicada progresiva y racionalmente.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here