La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenaron los graves hechos de violencia ocurridos en diferentes zonas de Nicaragua este fin de semana, que habrían dejado alrededor de 20 personas fallecidas, entre ellas, al menos dos policías, y decenas de heridos.

De igual forma rechazaron la estigmatización y persecución de personas defensoras de derechos humanos y  otros actores en el proceso de Diálogo Nacional.

“De acuerdo a sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, el Estado es responsable de garantizar la seguridad, el derecho a la vida y el ejercicio de los derechos humanos de toda la población. Como tal, cualquier operativo que lleven a cabo las fuerzas de seguridad debe ajustarse al uso razonable y proporcional de la fuerza.

Asimismo, la CIDH y la Oficina Regional del Alto Comisionado reiteran el llamado al desmantelamiento urgente de los elementos armados pro-gubernamentales”, expresaron ambos organismos internacionales en un comunicado.

La CIDH y la Oficina Regional del Alto Comisionado también se pronunciaron sobre las agresiones sufridas por varios integrantes de la Iglesia Católica en Diriamba el pasado lunes, donde un número de sacerdotes, incluyendo el Nuncio Apostólico, el Cardenal y el Obispo Auxiliar de Managua, fueron agredidos por al menos 100 personas, quienes le profirieron insultos, amenazas y golpes.

“Alertamos que las y los integrantes de la Iglesia Católica han sufrido una campaña de estigmatización por sus labores de protección a la integridad física de las personas manifestantes y por su fundamental rol en la mediación del Diálogo Nacional para el deseable alcance de una solución pacífica a la grave crisis de derechos humanos que vive el país”, dice el comunicado.

Exhortamos al Estado a que se abstenga de hacer declaraciones públicas que estigmaticen a actores que defienden los derechos humanos y otros que integran el proceso de Diálogo Nacional. Esta estigmatización puede incentivar la violencia en contra de las personas en razón de sus opiniones.

La CIDH y la Oficina Regional del Alto Comisionado exhortaron al gobierno de Daniel Ortega a abstenerse de hacer declaraciones públicas que estigmaticen a actores que defienden los derechos humanos y otros que integran el proceso de Diálogo Nacional. “Esta estigmatización puede incentivar la violencia en contra de las personas en razón de sus opiniones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here