El animal fue avistado por primera vez en 2010 en el Territorio Norte pero siempre lograba escaparse

Durante ocho años, el cocodrilo gigante que habitaba el río Katherine, en el Territorio Norte de Australia, había logrado escaparse de todas las operaciones que se habían montado para cazarlo.

El enorme animal había sido avistado por primera vez en 2010 por los responsables del departamento de Vida Salvaje de esta región australiana, pero todos los intentos por sacarlo de las aguas y evitar que “interactuase con humanos” habían fracasado.

Hasta ahora, cuando este cocodrilo macho de aguas saladas de 4,71 metros, más de 600 kilos de peso y una edad estimada de 60 años cayó ayer, lunes, en una trampa a su medida que el guardabosque John Burke y sus hombres tendieron en la zona de Taylor Park, muy cerca de un embarcadero, según The Katherine Times.

De momento, es el saurio más grande atrapado en la región, pero, pese a su tamaño, no es el más grande capturado en Australia.

Los habitantes de la zona llevaban años hablando de la gran cola que a veces se veía surcar la zona del embarcadero, cerca de la rampa de botes de Taylors Park.

Desde entonces, los esfuerzos por capturarlo habían sido en vano, según ha explicado a CNN Tracey Duldig, directora de Operaciones de Vida Silvestre del Territorio del Norte. Porque cazarlo se había convertido en una cuestión de tranquilidad y seguridad.

El guardabosque Burke, no obstante, advierte: “Aunque este es el mayor que hemos atrapado en este río, hay otros más grandes en el río Daly. Y su población está creciendo. Así que, mantente alerta porque los cocodrilos en esta zona siempre están a tu alrededor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here