Al menos tres cazadores ilegales de rinocerontes fueron devorados esta semana por una manada de leones dentro de una reserva natural en Sudáfrica.

Así lo informó en su cuenta en Facebook Nick Fox, propietario de la reserva.

Los cazadores accedieron al lugar el pasado lunes de madrugada. Iban armados con un rifle de alta potencia con un silenciador y cortadores de alambre. Allí, fueron atacados por seis leones y al día siguiente una trabajadora de la reserva encontró restos de sus cuerpos, según reseñó el diario El País de España en su versión web.

Fox explicó que todo apunta a que los fallecidos pretendían cazar rinocerontes para llevarse sus cuernos, pero su plan se truncó al toparse con seis leones.

“Se encontraron en medio de una manada de leones y no tuvieron demasiado tiempo para reaccionar”, apuntó el propietario de la reserva.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here