Se acabó el sueño de Uruguay. Francia eliminó a los “charrúas” y se convirtió en el primer semifinalista del Mundial de Rusia 2018.

El partido era muy trabado, al estilo uruguayo. Una pelota parada fue la diferencia a los 39 minutos. Antoine Griezmann centró al área y Raphael Varane de cabeza la puso al lado contrario de Muslera para abrir el marcador.

Minutos después Martín Cáceres parecía empatar las acciones. Con un cabezazo potente lo puso pegado al poste derecho pero Lloris se vistió de héroe, se tendió con la mano y evitó el gol.

Para la segunda parte Uruguay se lanzó en busca del empate pero Francia supo aguantar. Fue entonces cuando Fernando Muslera hizo el oso de su vida. Griezmann disparó con potencia y el arquero intentó despejar con los puños, la fuerza lo venció y el balón se fue al fondo. Ahora Francia solo tiene que esperar quien será su rival, que saldrá del ganador de Brasil-Bélgica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here