La epidemióloga nacional, Roxana Araujo destacó que las muertes ocurridas por la enfermedad de la influenza H1H1  están relacionadas a otro padecimiento de base.

Destacó que muchas de las personas que están en la condición de riesgo piensan que al infectarse  con el virus no les puede pasar nada, y a la fecha ya se registran 20 defunciones.

“Todas han tenido una enfermedad de base, en el caso de los niños,  no los han llevado de manera temprana al centro asistencial para ser examinados, y al llegar están complicados con casos de neumonía”, dijo.

Explicó que la neumonía es una de las principales causas de defunciones en el país en niños menores de cinco años y adultos mayores.

Araujo, marcó que la influenza es una de las enfermedades respiratorias que está presente en todo el año.

Recordó que a inicio del 2018 Estados Unidos, declaró alerta sanitaria,  por lo que se visualizaba que Honduras podría ser afectada y por tanto  tenía que  haberse levantado las alertas.

Indicó que cuando iniciaron las primeras defunciones en el mes de febrero que fueron cuatro, se estaba a tiempo de poder realizar una campaña de prevención.

Al ser consultada que si la enfermedad ya ha alcanzado el pico, señaló  que comienza a elevarse durante los meses de junio y julio.

El galeno finalmente resaltó  que  espera que las personas que están en el grupo de riesgo acudan a vacunarse  y prevenir la enfermedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here