Unas 309 personas han fallecido desde el inicio de la crisis que vive Nicaragua desde el pasado 18 de abril, afirmó el presidente de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), Álvaro Leiva en conferencia de presa.

Según Leiva, de las más de 300 personas fallecidas, 56 personas aún no han sido identificadas, pero se cuenta con documentación y fotografías de los casos.

El informe preliminar de la ANPDH registra que 253 de las 309 personas fallecidas, perdieron la vida por impacto de armas de fuego. Dos por impactos de armas artesanales (morteros) y 46 por otras condiciones.

Según la ANPDH en la última semana 24 personas fallecieron a causa de la crisis que enfrenta Nicaragua desde hace dos meses.

Álvaro Leiva detalló que de las 309 víctimas mortales 25 son menores de 17 años.

La ANPDH registra 158 personas que han sido secuestradas y que aún están desaparecidas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió ayer al Estado de Nicaragua cesar la represión y las detenciones arbitrarias ocurridas en el marco de la crisis sociopolítica que afecta a este país.

“Es urgente e imperativo parar la represión y las detenciones arbitrarias, así como las nuevas formas de violaciones que están siendo identificadas”, demandó Antonia Urrejola, relatora para Nicaragua en la CIDH, al dar a conocer un informe parcial sobre su trabajo en este país.

La CIDH reportó además la muerte de 18 personas “que habrían fallecido de manera violenta en el contexto de represión actual y de múltiples personas heridas”, durante la primera semana de trabajo del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), que acompaña el diálogo nacional, cuyo objetivo es superar la crisis en Nicaragua.

Las 18 personas habrían muerto entre el 24 y el 30 de junio, fecha en que el Meseni comenzó su misión en Nicaragua. El Nuevo Diario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here