El papa Francisco animó el “esfuerzo” de los obispos y “muchas personas de buena voluntad” que median en la crisis en Nicaragua y testimonian el proceso de diálogo nacional “por la vía de la democracia”.

“Renovando mi oración por el amado pueblo de Nicaragua, deseo unirme a los esfuerzos que están cumpliendo los obispos del país y muchas personas de buena voluntad en su rol de mediación y de testigos en el proceso de diálogo nacional, en curso, por la vía de la democracia”, dijo tras el Ángelus ante la plaza de San Pedro.

Cardenal Leopoldo Brenes analizará con Papa Francisco la crisis en Nicaragua
Francisco recibió el sábado al cardenal y arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, y al obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, quienes le relataron la “dolorosa” situación que atraviesa el país, aunque está “muy bien informado”, explicó el purpurado.

Nicaragua vive desde el pasado abril la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Daniel Ortega también en la presidencia, y ya suma unos 285 muertos, de ellos 20 menores, según cifras de organismos humanitarios locales.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) que ha mediado en la liberación de algunos jóvenes detenidos tras las propuestas, ha propuesto a Ortega adelantar las elecciones generales a marzo de 2019.

La CEN anunció el pasado viernes que el diálogo nacional será reanudado este martes 3 de julio a pesar de que Ortega no ha dado una respuesta oficial a los obispos sobre adelantar elecciones.

Papa Francisco “está preocupado” por Nicaragua, afirma cardenal Brenes
La sesión plenaria se realizaría con la presencia de las delegaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ONU) en el país, una de las propuestas de la Alianza Cívica por la Justicia y Democracia en la misma mesa del diálogo.

“Algunos obispos nos reunimos con el grupo de avanzada del Alto Comisionado que vinieron a auscultarnos qué camino podrían recorrer para apoyarnos mejor en este proceso de acompañamiento a la comisión de acompañamiento”, indicó monseñor Abelardo Mata, obispo de la Diócesis de Estelí, quien, además, agregó que la representante de la ONU, Marlene Londoño, le expresó su preocupación por los índices de mortandad ocurridos en la crisis y su disposición para colaborar en la detención de la violencia en el país.

Los obispos habían entregado el pasado 7 de junio una hoja de ruta para solucionar la crisis, en la que se incluye adelantar los comicios a marzo del próximo año y nombrar a nuevos magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) y la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El Nuevo Diario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here