Como inhumana califican varios sectores la política del gobierno de Estados Unidos de separar los niños de sus familiares.

La secretaria de Relaciones Exteriores, María Dolores Agüero, confirmó que Honduras ha plasmado su condena a través de una nota enviada a los altos cargos del régimen Trump.

En dicha comunicación se ha solicitado a Estados Unidos que reconsidere la política “Cero Tolerancia” que vulnera los derechos humanos de los círculos familiares que traspasan las fronteras para buscar mejores condiciones de vida, apuntó la funcionaria.

El mandatario, Juan Orlando Hernández, se ha reunido con el secretario de Estado, Mike Pompeo, con quien trató el sensible tema de los emigrantes, tanto los indocumentados, como aquellos compatriotas que están inscritos en el Estatus de Protección Temporal (TPS).

Honduras ha demandado la inmediata intercesión de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, a fin de que sean constatadas las aberrantes prácticas de persecución contra los emigrantes.

En un twitter, el Papa Francisco ha escrito: “La dignidad de la persona no depende de que sea un ciudadano, un emigrante o un refugiado. Salvar las vidas de aquéllos que se escapan de la guerra y la miseria es un acto de humanidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here