Bélgica se estrenó con una victoria en el Mundial al batir a Panamá por 3-0, a la selección dirigida por el catalán Roberto Martínez, le costó abrir el marcador ante un rival que se defendió con uñas y dientes hasta el minuto 46, cuando Mertens abrió el marcador mediante una estupenda volea.

A partir de ahí, “Los Diablos” jugaron a placer y consiguieron ampliar el marcador gracias a su cañonero Romelu Lukaku. Primero, el delantero del Manchester United cabeceó un gran servicio de De Bryune con el exterior, y después cruzó con frialdad en un mano a mano con el portero panameño.

Por otro lado el combinado de Panamá debutó en una Copa del Mundo de fútbol con una clara derrota de una de las selecciones aspirantes a llegar lejos en Rusia 2018.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here