La selección brasileña empató ante Suiza (1-1) en su debut mundialista en un partido en el que la “Canarinha” no supo ganar.

El barcelonista Philippe Coutinho adelantó a su equipo a los 20 minutos con un magnífico disparo desde fuera del área ante el que nada pudo hacer el portero Sommer.

Nada más empezar la segunda parte, el suizo Zuber marcó de cabeza a la salida de un córner, jugada en la que pareció haber empujar a su marcador.

Como había predicho el técnico brasileño, Tite, la estrella brasileña, Neymar, demostró que aún no se ha recuperado del todo de la lesión en el tobillo que le tuvo fuera de los terrenos de juego durante casi tres meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here