El Hospital Escuela Universitario  ha decidido suspender los cobros por los servicios prestados a las mujeres embarazadas y a los niños menores de cinco años.

La disposición tendrá implicaciones financieras, ya que la institución dejará de percibir unos 14 millones de lempiras, según lo estimado por sus autoridades.

La eliminación de esas cuotas no está vinculada con un fallo emitido recientemente a favor del recurso que había sido interpuesto por un bloque de defensa de los pobladores que demandan asistencia en el complejo hospitalario.

Miembros de esa agrupación, señalaron que los pacientes no deben realizar ninguna aportación, aunque sea simbólica, porque el Estado tiene la obligación de garantizar el acceso a los mismos, en reivindicación del derecho a la salud que les corresponde a todos los hondureños.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here