El papa Francisco expresó este domingo su dolor por los actos violentos que se están produciendo en Nicaragua como consecuencia de la crisis sociopolítica e hizo un llamado para que se retome el diálogo, se respete la libertad y la vida de las personas.

El  papa Francisco hizo estas reflexiones momentos después del rezo del Ángelus dominical, desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano y ante miles de fieles que se congregaron en la plaza de San Pedro.

“Me uno a mis hermanos obispos de Nicaragua y a sus dolor por las violencias cometidas por grupos armados”, dijo el Papa.

El diálogo

Francisco dijo que reza “por las víctimas y por sus familias” en Nicaragua y afirmó que “la Iglesia es siempre partidaria del diálogo”, que requiere de “un compromiso activo para que se respete la libertad y ante todo la vida”.

“Rezo para que cese la violencia y se aseguren las condiciones para retomar el diálogo lo antes posible”, dijo Jorge Bergoglio.

Nicaragua vive desde hace ya casi 50 días una crisis sociopolítica, la más sangrienta desde los años 80, que ha dejado al menos 108 muertos y cerca de un millar de heridos, según cifras del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega comenzaron en abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se acentuaron como consecuencia de las muertes de personas durante las manifestaciones. El Nuevo Diario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here