Por: Karen Reyes

Entre 300 y 400 casos de suicidios se registran anualmente a nivel nacional. El 70 por ciento se presenta en el género masculino y un 20 por ciento en mujeres; sin embargo, existe un repunte en  adolescentes del 10 por ciento.

Según datos en poder de  la voz de Honduras, la población que toma la fatal decisión comprende las edades de 15 y  35 años.

Las zonas donde se registra un incremento son los departamentos de mayor densidad poblacional como San Pedro Sula,  el Distrito Central y municipios en todo el territorio nacional que enfrentan mayor conflicto social.

Los datos recopilados por esta casa de radio, indican que en la zona sur del país en los últimos meses varias personas se han quitado la vida, en forma proporcional a los casos ocurridos en la capital, donde menores de edad han recurrido con frecuencia a tomar la fatal decisión.

Las personas que generalmente se quitan la vida son las que tienen perfiles depresivos, debido al entorno donde se mueven; entre ellos, estudiantes, desempleados y trabajadores sin estabilidad económica, como labradores, agricultores, comerciantes, albañiles, pintores de casas o de vehículos.

También son parte de grupos de riesgo los cobradores de buses, zapateros, taxistas, carpinteros, barberos, oficinistas, fotógrafos, personal de atención al cliente, entre otros que laboran a medio tiempo, por horas o por obra.

En el caso de niños y  adolescentes,  éstos pueden estar  enfrentando problemas psicológicos,  al ser  regañados por  algún maestro y posteriormente recriminados por sus padres.

Este fenómeno también se produce como respuesta a abusos sexuales y problemas intrafamiliares que sufren con mayor frecuencia los menores de edad.

Los materiales  más utilizados en este tipo de casos son sogas, cordones de zapatos, telas, fajas, cadenas y, sobretodo, productos  tóxicos como pastillas para curar frijol y pesticidas.

Además, las víctimas suelen manipular las armas de fuego y blancas como cuchillos, navajas y machetes en última instancias.

En Honduras las autoridades correspondientes han pedido que se establezcan controles sobre los productos agroquímicos, debido a que su acceso  es  fácil.

Según cifras procesadas por La Voz de Honduras existe un aumento en los últimos años, por lo que se estima que cada día se suicida un hondureño en el país.

Por otro lado, expedientes investigativos de la Policía Nacional y del Ministerio Público señalan que  más de 984 suicidios se han registrado en Honduras en los últimos cuatro años.

Las cifras van en aumento, ya que muchos casos están pendientes de verificación mediante  pruebas  científicas en el Centro de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here