Las estimaciones de la cosecha de café en Brasil, el principal productor de este grano en el mundo, no son buenas noticias para los caficultores nicaragüenses, los cuales están resintiendo desde hace varios meses la caída del precio internacional.

Según la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA), de Brasil, en este país se espera una cosecha récord, de alrededor de 58 millones de sacos beneficiados de 60 kilogramos, lo cual representa un crecimiento de 29.1% con respecto a la cosecha anterior.

El ingeniero y consultor costarricense Jorge Ramírez Rojas señaló que “el impacto de la cosecha histórica de 58 millones de sacos, de 60 kilogramos, que ya están comenzando a recoger en Brasil ya está reflejado en los precios actuales de referencia de la bolsa de Nueva York, que a la fecha andan en alrededor de los US$120”.

“Desde meses atrás se sabía que la cosecha de Brasil sería muy alta, y en este momento lo que está ocurriendo es la ratificación de ese pronóstico, por tanto el mercado ya había reaccionado hacia la baja desde hace varios meses”, explicó Ramírez Rojas.

Sostuvo que “evidentemente los bajos precios del café se deben principalmente a una alta expectativa de producción en el mundo (unos 157 millones de sacos de 60 kilogramos) que se tendrá para el periodo 2018-2019”.

Si bien la noticia, no da luces de una pronta recuperación del valor del rojito, según el consultor costarricense, la cosecha de Brasil en el 2019 podría tener una disminución.

“La situación de la cosecha en Brasil tiene una gran repercusión. Sin embargo, es oportuno señalar que la expectativa de la cosecha en Brasil para el 2019, sería de una disminución muy apreciable debido a que después de una cosecha tan alta como la actual (bienalidad positiva) las plantaciones quedan muy agotadas y en el siguiente periodo reducen mucho su potencial productivo (bienalidad negativa)”, aseveró Ramírez Rojas.

El pasado 15 de mayo, el precio del café en la Bolsa de Nueva York descendió hasta los US$112.9 por quintal, según el sitio web Investing.com. Los siguientes tres días osciló entre los US$113.25 y los US$113.95.

Posteriormente, el pasado lunes ascendió a los US$120.08, pero regresó a US$119.35 el pasado miércoles. Ayer, el precio se recuperó un poco, cerrando en US$120.5

“La semana pasada llegó hasta US$113. No se está fijando (vendiendo a futuro) en esos precios. El productor lo más que puede fijar es en US$118 y US$119. Más bien hay un remanente de la cosecha que acaba de finalizar, esperando una reacción de precios. Para el próximo ciclo, con esos precios nadie ha rematado”, Aura Lila Sevilla, presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN).

Para la presidenta de la ANCN, la caída del precio del café es un problema más que se suma a los que están sufriendo los caficultores del país, agravados por la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua.

“Definitivamente, nos afecta (el aumento en la cosecha cafetalera de Brasil). Pero, en los últimos años, el precio del café ha sido afectado por una serie de factores de orden políticos y económicos a nivel mundial”, señaló.

“Sí, la oferta y la demanda es una variable que afecta (al precio del café) y no digo que no nos abruma la cosecha récord de Brasil, que Honduras está incrementando su cosecha, Perú y México están renovando cafetales, lo que significa que en unos años vamos a sumar al mercado internacional del café a esos otros países”, aseveró la representante del sector cafetalero.

Según cifras oficiales, en el 2017, el café fue el principal producto de exportación de Nicaragua, generando US$510 millones. El Nuevo Diario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here