PSG está sintiéndose menospreciado por Neymar. La directiva del club galo ha pedido repetidamente al jugador un gesto que tranquilice a su afición al respecto de los rumores que le sitúan fuera del PSG este próximo verano.

Pero el brasileño muestra una conducta evasiva y no hace caso a lo que el equipo le reclama. El delantero llegó el pasado día 4 procedente de Brasil y ha aumentado la ansiedad en la entidad francesa.

Tampoco ha mostrado disposición a participar en los últimos partidos del PSG. En opinión de los servicios médicos, si Neymar hubiera realizado una rehabilitación rápida habría podido estar en el tramo final de los campeonatos franceses.

No le van a poner las cosas fáciles a Neymar si decide marcharse. El PSG entiende que si el sudamericano quiere irse antes del 1 de septiembre la cifra de partida para una negociación será de 370 millones de euros, según El Pais.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here