Cuando uno es niño, sus manos son las mejores herramientas para conocer el mundo y aprender y mientras todo eso sucede, la piel y las uñas lo padecen ¡todo! Mi papá cando veía mis manos sucias, me llevaba a lavarlas y a poner crema, cortaba mis uñas y luego, como parte de un juego, contaba todas las “manchitas blancas” que encontraba en mis uñas y me decía que eran todos los novios que yo tendría cuando fuera grande y me decía que era muy guapa y por eso tendría tantos admiradores.

Es un lindo recuerdo que viene a mi mente cuando en las manos de alguien veo las mismas “manchitas blancas”.

El doctor Joshua Zeichner, de la Academia Americana de Dermatología brinda consejos para prevenir este problema.

Los mitos

Hace muchos años e inclusive hoy en día, algunas personas siguen creyendo que las manchas son señales que avisas que hay deficiencia en calcio, colágeno o peor aún: que anuncian una anemia.

Por eso, cuando las abuelas veían esas manchas en los niños, inmediatamente reforzaban a alimentación y nos daban desde higaditos de pollo cocidos por aquello del hierro, leche, caldos con muchas verduras y sin faltar ¡muchas gelatinas! Para que nuestras uñas se fortalecieran.

¿Son peligrosas? ¿debemos hacer algo?

¡Para nada! ¡no son peligrosas! Y no es necesario que hagas algo más para que desaparezcan. Lo cierto es que si tu alimentación y la de tus hijos es adecuada y variada, las uñas crecerán sanas y fuertes, cuando la dieta es mala, las uñas se adelgazan y se vuelven quebradizas, pero eso no tiene nada que ver con las manchitas.

Las manos son una parte del cuerpo muy expuesta al agresivo ambiente y una de las zonas más descuidadas del cuerpo. Conoce estas tendencias de manicura y luce espectacular.

Siento que si a mi padre le dijera que las manchitas blancas no te dicen nada sobre tu vida amorosa en el futuro, se sentirá muy decepcionado pero lo que nosotras debemos tener muy en claro es que, esas manchas no son otra cosa más que lesiones que se hicieron en la base de la uña, en la raíz cuando su desarrollo se va dando. Lesiones muy sencillas como cuando te machucas un dedo o cuando te hacen una manicura muy fuerte y te lastiman.

Este padecimiento se llama leuconiquia y es una situación médica que puede atender un dermatólogo si ves que su aparición es muy frecuente y no has tenido golpes u otra cosa que las pudiera causar. Si las manchas no son blancas o aparecen de otro color o muy grandes, debes visitar al médico correspondiente.

Normalmente, las manchas desaparecen solas al mes y medio cuando la uña crece.

Si tienes tus uñas astilladas o frágiles por el uso excesivo de esmaltes en gel o acrílico no puedes dejar de leer estas recomendaciones.

Tampoco hay ningún problema si usas barniz.

Cuidar de la salud de tus uñas y no solo de su apariencia, te ayudará a preservar tu salud y la de los que amas. Artículo tomado de Elsalvador.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here