A la luz de la crisis política y la violencia que ha vivido Nicaragua estas últimas semanas, es muy importante que el Gobierno garantice la protección de los derechos humanos de todos los ciudadanos, señaló anoche Rut Krüger, embajadora de Noruega en México y concurrente para Nicaragua  durante la ceremonia de reapertura del consulado honorario de Noruega en Managua, tras 7 años de ausencia.

Desde el pasado 18 de abril, en Nicaragua ha estallado una crisis sociopolítica, que ha tenido repercusiones en la economía del país. Hasta la fecha las protestas pacíficas se continúan dando, a la espera que se establezca un diálogo nacional, donde se abordarán entre varios temas, la democratización y el establecimiento de una justicia imparcial antes los hechos de represión efectuados por la Policía Nacional y miembros de la Juventud Sandinista.

Asimismo valoró positivamente la iniciativa de un diálogo nacional. “Entiendo que han habido muchas sugerencias constructivas por parte de la sociedad civil nicaragüense y estamos seguros de que actores como la iglesia y el Cosep (Consejo Superior de la Empresa Privada) harán contribuciones valiosas a este proceso”.

“En la mañana (del 9 de mayo) sostuvimos una reunión con el canciller de Nicaragua, (Denis Moncada), y hablamos de la importancia de la reapertura del consulado de Noruega en Nicaragua y también intercambiamos puntos de vista sobre la situación actual que vive el país y yo hice referencia sobre valores universales en la política exterior, sobre en el respeto a los derechos humanos”, añadió Krüger.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here