El Departamento de Policía de Nueva York está en busca de un bebé recién nacido que, supuestamente, fue arrojado a la basura por su madre, quien confesó los hechos cuando acudió al hospital por unos dolores en la zona estomacal.

Durante la madrugada del miércoles, la mujer de 23 años ingresaba en el Jamaica Medical Center, un hospital del barrio neoyorquino de Queens, aquejada de fuertes dolores abdominales. Al examinarla, los facultativos se percataron de que la mujer acababa de dar a luz y se pusieron en contacto con las autoridades.

La joven confesó a la policía que tras 28 semanas de embarazo, el bebé nació de forma prematura, el pasado domingo, mientras estaba en casa, y al no dar señales de vida, decidió tirarlo a la basura al día siguiente.

Las autoridades comenzaron el miércoles una búsqueda por los principales basureros y plantas de reciclaje de la ciudad que por el momento no ha dado resultados, tal y como informa la ‘NBC’.

Según los informes policiales, la zona donde fue arrojado el neonato fue limpiada por un camión el martes, y llevó los residuos a la planta Metropolitan Recycling, en East New York, en Brooklyn.

Por el momento, la mujer no ha sido denunciada por ningún cargo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here